ESCRITO POR Diana Castro
Mujer de ojos curiosos y una caracola en la garganta, con pies dispuestos a caminar donde suene un tambor. Esquizofónica de pura cepa, me encanta escuchar.

Marcha de alpargatas tenis y tacones

Texto por: Diana Castro Fotografías por: Erika Pinilla ¡Déjame en paz! Somos una mujer colectiva que grita por la igualdad de derechos, somos miles de historias...

Laguna mental autoinducida: Drogas y desinformación

No, no las sabemos todas. Pero eso no impide deducir, mitificar y hasta satanizar situaciones que poco conocemos. Abundan las corrientes de opinión frente al uso...

Estúpida, mi bolsillo, idiota: Reforma tributaria y vida universitaria

Sumado a las modificaciones de la reforma, el aumento constante de precios que vemos año a año llamado inflación, pondrá a prueba nuestra capacidad de alargar 20 mil...

En tu cara Manizales, hicimos el Grita Rock

Amanecimos con voz raspada, dolor de cuello, uno que otro moretón en la espalda y la victoria de una batalla por lo que nos pertenece. Efectivamente,...

Gafas para ver arte contemporáneo

En el centro, dos colegialas se detienen frente a un póster del Festival de Arte Contemporáneo de Manizales. Luego de ver la publicidad, una exclama de...

Tragicomedia para tabla y cemento

Si usted no sabe distinguir entre géneros teatrales, usted es de los míos. En el caso de la tragicomedia ayuda recordar las máscaras representativas  del teatro....

Banqueros: Todo comenzó con un paraíso fiscal

Tío Rico, Mac Pato, el señor Burns y las películas de robos han logrado implantar una fantasía recurrente: una habitación repleta de dinero para doblar origami,...

Clase: Aprendiendum et la vitas

Si se tuviera que caracterizar una clase, un referente claro podría encontrarse en el tedio del escritorio frente al tablero, las palabras del maestro y la...

La burbuja producciones: circo para todos

La calle es el escenario, el show comparte atmósfera con vendedores ambulantes  y transeúntes, el público toma asiento en el piso para ver la sincronía entre...

Le Destin tragicomique: Historias tristes, final feliz y viceversa

Dos valijas, telas del piso al techo y un manejo de luces tenues son suficientes para convertir  el escenario principal del Teatro Fundadores en desierto, río...