Carnaval de la Diversidad: Un acto de resistencia

11 julio, 2017 by Paula Vasquez

El Carnaval de la Diversidad se debe hacer las veces que sea necesario, porque estamos en un país sectario.

Fotografías por Giovanny L. Gálvez.

Era un 8 de julio y, sobre la Avenida Santander, se desarrollaba una vez más el Carnaval de la Diversidad. En  los andenes, negocios y ventanas de las casas, se aglomeraban la ola de curiosos a tomar fotos mientras el desfile transcurría.

Actos como estos se deben seguir haciendo las veces que sean necesarios, hasta que la sociedad colombiana entienda que pertenecer al grupo LGBTI (gay, lesbiana, bisexual, transexual, intersexual y pansexual), no tiene absolutamente nada de malo, y que todos tenemos el derecho de desarrollarnos como somos en una sociedad que debe respetar nuestra privacidad e individualidad.

A las tres de la tarde el sector de El Cable se veía diferente, los colores de la bandera gay invadieron uno de los carriles de la avenida, y una importante cantidad de jóvenes salieron junto a sus parejas y amigos a marchar con la esperanza de cambiar el trato despectivo que hasta hoy han recibido por parte de personas heterosexuales, machistas y,  sobre todo, fanáticos religiosos.

Importante es mencionar la presencia de las guapas, trabajadoras sexuales trans, que siempre han demostrado un gran interés a la hora de exigir igualdad de derechos y condiciones para la comunidad LGBTI. En carrozas decoradas y con música de fondo, la guapas desfilaron y acompañaron a la gente desde el Cable hasta el parque Ernesto Gutiérrez, en donde acabó la marcha para dar inicio a las demás actividades organizadas por la alcaldía y la Secretaría de las Mujeres y Equidad de Género.

Muchos han sido los comentarios descalificando este tipo de marchas con el argumento: Lo que hacen es discriminarse ellos mismos al mostrarse como minoría y diferentes. De esto, se seguiría entonces, que las mujeres, los negros, trabajadores, estudiantes y profesores, también se estarían discriminando al hacer marchas que dejan ver su vulnerabilidad ante una mayoría que los aplasta, y su inconformidad frente al orden y la normatividad establecida.

Patrañas señores, hay que seguir haciendo las marchas que sean necesarias porque se les está segregando, se les ha querido despojar de lo que nos hace a todos comunes, y eso es la connotación de seres humanos. Podremos ser distintos físicamente, y las condiciones en las que nacemos cada uno de nosotros podrán variar junto a las posibilidades y las experiencias que se nos presentan en la vida; pero todos partimos de la base de ser personas.

Así que la igualdad que están pidiendo no es ninguna clase de tontería e ilusión, y tampoco es válido descalificar la palabra igualdad con el argumento de que esta es un imposible, al contrario, esta es totalmente posible cuando nos preguntamos qué tipo de igualdad estamos exigiendo. En el caso de la comunidad LGBTI, están pidiendo que se les trate con el respeto que merece cualquier humano, y que no se les vulnere sus derechos por la incapacidad que tienen otros de despojarse sus delirios de superioridad e imposición de creencias sobre cómo debe ser un buen vivir en sociedad.

Sí, hay que seguir marchando, y más en un país como el nuestro en donde en pleno 2017 se hacen campañas presidenciales con el lema de proteger y conservar la familia. Un país en donde se trata de sacar una ley que descalifique y niegue la posibilidad de adoptar y de tener una familia a todas las personas con orientación sexual diferente a la heterosexual. Un país en donde se le pregunta a un candidato presidencial ¿De verdad cree que tiene oportunidad de llegar a la presidencia sabiendo su condición sexual?

Sí, señores, hay que hacer las marchas gays que sean necesarias, y hay que salir a la calle, y hay que hacerse escuchar por todos los medios que sean necesarios porque nos quieren silenciar y quieren conservar el orden social políticamente beneficioso para muchos.

ESCRITO POR Paula Vasquez
Pienso que a través de las letras y de muchas otras expresiones artísticas, se puede alcanzar una comprensión diferente de todo lo que nos rodea.
DEJA UN COMENTARIO

*

No hay comentarios que mostrar
Se el primero en comentar